Consejos para mejorar tu productividad y la de tu pyme

Cuando hablamos de productividad en una empresa nos referimos a la relación entre la cantidad producida en un proceso productivo y los recursos utilizados para ello. El principal objetivo de las empresas es maximizar la producción total de sus productos o servicios estableciendo la relación más idónea posible entre maquinaria utilizada, personal y otros recursos necesarios.

Es un indicador fundamental para analizar el grado de desempeño laboral de un trabajador y el estado de una empresa, así como la calidad de su gestión administrativa.

Mejorar la productividad laboral es, en la actualidad, una prioridad para las organizaciones a la hora de alcanzar el éxito como empresa. Conseguir aumentar tu productividad como trabajador incide directamente en mejorar el nivel de vida de tu organización y se traduce en mayores sueldos, más empleo y más rentabilidad para el capital invertido.

En el Blog de Asesoría Empresarial de Segestion te damos 9 consejos para mejorar tu productividad laboral y la de tu organización:

1. Planifica tu jornada: La mejor forma de empezar la jornada laboral es dedicar un tiempo a establecer los quehaceres del día. De esta forma planificarás mejor tus tareas y optimizarás el tiempo ya que dispondrás de una visión más global de todo lo que debes hacer y no dejarás lugar a la improvisación. Puedes crear listas, redactar notas en post-its o agendar todas tus actividades.

2. Atiende un único tema a la vez y prioriza los más importantes: Hay que evitar distracciones y concentrarse en atender un único tema a la vez, intentar realizar varias tareas en el mismo momento solo provoca caos y desorganización y eso se traduce en tiempo perdido. Guíate por tu hoja de ruta y aprende a decir ‘no’, priorizando siempre los temas más urgentes e importantes.

3. Ordena tu lugar de trabajo y tu ordenador: Mantener un entorno de trabajo ordenado facilita mucho las cosas a la hora de encontrar algún documento importante que te urja en un momento determinado. No se trata de tener un escritorio bonito sino de ser lo más eficiente posible y no perder tiempo innecesariamente.

4. Descansa cada cierto tiempo: Tu cuerpo y tu mente necesitan pausas durante la jornada laboral para desconectar del estrés y el cansancio que puede ocasionar el trabajo, recuperar energía y volver a tus tareas con las pilas recargadas. Tampoco hay que abusar de las pausas, lo más recomendable son descansos de no más de 15 minutos.

5. Delega tareas: Aquellas cuestiones menos importantes que te quiten tiempo o no te generen ganancias se las puedes delegar a otras personas de tu organización o externalizar su gestión a otra empresa.

6. Trabaja por objetivos: Es preciso establecer una serie de objetivos que debemos alcanzar tanto a nivel particular como general, a nivel de empresa. Trabajar por objetivos es una buena forma de motivar ya que su consecución genera satisfacción. Cuanto mejor se entiende que es lo que se espera, mejor desempeñamos nuestras labores. Aunque también es necesario saber que es lo que se puede obtener a cambio. Estos objetivos han de ser viables, medibles y que planteen un desafío.

7. Mantén una buena y constante comunicación interna y realiza reuniones periódicamente con el resto de socios y/o empleados: Usa la comunicación de forma estratégica ya que el flujo de información y comunicación interna entre departamentos es esencial para el buen funcionamiento de cualquier empresa. Las reuniones son una excelente forma de interactuar con el resto de integrantes de tu organización y de hacerles sentir parte del proyecto. Además, puedes obtener feedback y hacer brainstorming. Una comunicación bidireccional siempre es positiva y favorece el desarrollo de la empresa.

8. Actualiza conocimientos y moderniza procesos de trabajo: La formación continua nos hace estar mejor capacitados y preparados ante las novedades y adversidades que pueden ir surgiendo en nuestros puestos de trabajo. Asimismo, es esencial invertir en el material apropiado y contar con la tecnología adecuada y más actualizada para poder llevar a cabo nuestras tareas de la forma más óptima posible.

9. Innova: Hay que ir siempre un paso por delante de la competencia para no quedarse resegado y aportar un valor añadido al cliente. Las empresas que están constantemente creando nuevos servicios o productos, buscando nuevas alternativas o soluciones y adaptándose a las necesidades de sus clientes tienen muchas más posibilidades de éxito que aquellas que se quedan estancadas en ideas anticuadas. En este aspecto, la tecnología y la digitalización pueden jugar un papel fundamental.

Banner Asesoría Empresarial Segestion

Uso de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando en esta página, consideramos que aceptas su uso en los términos indicados en la política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies