Consejos para gestionar las redes sociales corporativas

Consejos para una buena gestión de las redes sociales corporativas

  1. Elige bien dónde estar: antes de empezar a crear perfiles en todas las redes sociales que conozcas es importante reflexionar sobre cuáles son los canales más adecuados para nuestro negocio. Así, optimizarás esfuerzos y recursos focalizándote en aquellos sitios que valen la pena y no perderás más tiempo del necesario en canales que no te aportan nada.
  2. Márcate unos objetivos realistas: no te propongas alcanzar unas metas que por tu tipo de negocio y por los conocimientos que tienes sobre Social Media sabes que serán inalcanzables. Eso causa frustración. Es mejor pasarse de precavido que esperar algo que sabes que no ocurrirá.
  3. Diferénciate: las redes sociales permiten mucha imaginación, aún hay mucho por inventar, idea una estrategia diferente a la de tus competidores que sobresalga sobre la de ellos, sé creativo.
  4. Aporta valor: comparte contenido que sea útil, relevante y de interés y no sólo contenido puramente corporativista. Es indispensable para no cansar y aborrecer a tu audiencia. Si sólo hablas de tu empresa y sus bondades nadie querrá seguirte.
  5. Utiliza la regla del 80/20: es una de las normas no escritas más usadas en el marketing de contenidos de medios sociales. Esta regla dicta que de cada 10 artículos que publiques en tus perfiles, el 20% irán dedicados a autopromocionarte y a hablar de tu marca y el 80% restante se dedicarán a contenidos interesantes para tus usuarios.
  6. Publica imágenes y vídeos: las imágenes y los vídeos tienen una media de alcance de entre el doble y el cuádruple que los contenidos que contienen un enlace o solamente texto. Los usuarios suelen agradecer este tipo de contenido más agradable e intuitivo y las plataformas como Facebook y Twitter lo premian colocándolo en las primeras posiciones de sus timelines.
  7. Monitoriza tu actividad: analiza tus acciones y sus resultados, controla lo que se dice sobre tu empresa y su sector, monitoriza a tus competidores y, si es necesario, corrige errores.
  8. Dialoga: ser una empresa activa en redes sociales no sólo implica publicar contenido periódicamente, sino también promover y mantener un diálogo abierto con tus seguidores. Puede ser muy enriquecedor para mejorar tu marca.
  9. Atiende a tus usuarios: presta una atención personalizada a todos aquellos usuarios que lo requieran, no dejes mensajes ni dudas por responder ya que da muy mala imagen a tu empresa. Ayudarás a humanizar tu marca y a denotar cercanía con tus seguidores.
  10. Asimila las críticas: una de las contrapartidas que tienen los medios sociales son las críticas y los trolls. Por desgracia es algo a lo que nos tenemos que habituar. Hay que aceptar las críticas constructivas y corregir, si es necesario, nuestros errores. En caso de que sean totalmente desmedidas y desacertadas hay que valorar una línea de actuación pero por lo general lo mejor es hacer caso omiso ya que una contestación puede ser contraproducente y dar más bola a algo que carece de importancia. Nunca tomárselo por lo personal, sólo son negocios.
  11. Corrige y corrige: no tengas miedo a equivocarte, la mejor manera de introducirte en el Social Media es la de ensayo-error. Corrige cuantas veces sea necesario.
  12. Recíclate constantemente: las redes sociales cambian de algoritmo, de diseño y de configuración muy a menudo. Hay que estar al día de las últimas novedades en este campo y estar muy atento para ver cómo pueden afectar a tu empresa y, si llega el caso, averiguar la mejor manera de actuar.
  13. Contrata a un experto: si no tienes tiempo para encargarte de las redes sociales, desconoces por completo su funcionamiento o simplemente quieres que se convierta en una parte importante de tu estrategia de marketing, la mejor opción es contratar a un Community Manager o a una empresa externa que gestione tus perfiles en estos canales de comunicación.
  14. No esperes milagros: el Social Media puede aportarte muchos leads y ventas para tu negocio pero sus efectos no son inmediatos (hay que tener paciencia y pensar a medio-largo plazo) y mucho menos milagrosos. No esperes que tu estrategia de marketing en redes sociales salve a tu empresa.
  15. Combina varias técnicas de marketing: el marketing online es un complemento del marketing offline. No olvides, si tu presupuesto lo permite, llevar a cabo técnicas de marketing “tradicionales”. La combinación de ambas estrategias puede ser muy beneficiosa y se pueden retroalimentar.

 

Si necesitas servicios de asesoría laboral, crear una Sociedad Limitada o darte de alta como autónomo no dudes en consultar nuestros servicios de Asesoría Empresarial de Segestion en www.segestion.es y si tienes dudas o necesitas más información contáctanos aquí.

Uso de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando en esta página, consideramos que aceptas su uso en los términos indicados en la política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies